Personas sordas y lengua de signos

CNSE

El colectivo de Personas Sordas es muy diverso. En esta variedad influyen factores relacionados tanto con el tipo de sordera (momento de aparición, lugar de la lesión, grado de pérdida auditiva), con las formas de comunicación utilizadas, con diversas características individuales (edad, etc.) como con el contexto familiar, educativo y social. En España, las personas sordas se comunican de diferentes formas. Para algunas la Lengua de Signos Española o Catalana es su primera lengua, mientras que para otras lo es la lengua oral; las hay que dominan ambas lenguas (signadas y orales) y se sienten igualmente cómodas con las dos según en qué contextos y situaciones, mientras que para otras, una de ellas es la que predomina o la única que utilizan; entre las personas sordas usuarias de la Lengua de Signos algunas aprendieron a signar en su infancia y otras siendo ya adultas; hay quienes son usuarias de audífonos o implantes cocleares y entre ellas, hay quienes usan la Lengua de Signos y quienes no; además, dentro de ese grupo, encontraremos personas que consideran que las ayudas técnicas a la audición son suficientes para participar en el mundo que les rodea mientras que para otras, aun siendo necesarias, son insuficientes. También encontraremos Personas Sordas que, a causa de un sistema educativo no inclusivo, tienen problemas de expresión y comprensión de textos escritos.

Personas Sordas y Lengua de Signos

Para más información, puede acceder al sitio web de

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en su artículo 30, reconoce y protege el derecho a la identidad lingüística y cultural, relacionado con el lengua de los signos, de las personas sordas.Al Intérprete de Lengua de Signos es al profesional que interpreta la información de la lengua de signos a la lengua oral y viceversa, con el fin de asegurar la comunicación entre las personas sordas y oyentes.

CNSE

“Las Personas Sordas a lo largo del tiempo, incorporaron de forma natural las Lenguas de Signos como respuesta creativa a la limitación sensorial de la sordera. Son lenguas naturales de carácter visual, espacial, gestual y manual en cuya conformación intervienen factores históricos, culturales, lingüísticos y sociales” (Lei 27/2007, artículo 4).
“En la actualidad conviven en el Estado Español dos Lenguas de Signos, la Lengua de signos Española e la Lengua de Signos Catalana en la Comunidad Autónoma de Catalunya, tal y como reconoce la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las Lenguas de Signos Españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las Personas Sordas, con discapacidad auditiva y Sordociegas.”